Luis Salas quiso ir más allá de su trabajo tradicional implementando softwares en su lugar de trabajo:  él quería desarrollar sus propios programas, crear su empresa. Renunció y comenzó a emprender, dando paso a Ingdesoft en 2014, empresa que hoy ya cuenta con 10 empleados. La cercanía y el vínculo con sus clientes es clave para ofrecer un buen servicio, sobretodo de postventa donde la mayoría de las empresas falla. “Estamos siempre al lado de nuestros clientes, viendo como poder potenciarlos y que sus servicios crezcan cada día más, comenta Luis.

Ingdesoft aporta al desarrollo nacional innovando con la creación continua de programas que ayudan a empresas  -pequeñas, medianas y grandes- a crecer con resultados claros, generando una sinergia positiva en el país. Y es que Luis cree en el apoyo mutuo, en la colaboración entre todos para lograr resultados más potentes y duraderos. “A pesar de que mi empresa creció, yo me sigo considerando un emprendedor y eso me mantiene los pies sobre la tierra. Busco seguir desarrollando Ingdesoft, busco oportunidades para seguir creciendo.  Si miro a un futuro me pregunto, ¿hasta dónde seré capaz de llegar yo con esto? Con paciencia y apoyo de otros puede ser muy lejos”.

 

¿Por qué no darle una oportunidad a otro?

 

Cuando Acambio se presenta, Luis aceptó ser parte de la comunidad de inmediato. Todo cuadró con su lógica de la colaboración y de su experiencia como emprendedor: un ecosistema que se construye con el talento de todos. Y es que todos agrupados en una misma plataforma hacen el trabajo más fácil. Nuevas historias y una gran vitrina de productos y servicios fue lo que Luis encontró al hacerse parte de Acambio. “Acepté, ¿por qué no darle una oportunidad a que otros muestren su talento, o a un emprendedor que haga su pega y tenga la oportunidad de crecer? Yo creo en Acambio porque funciona, a mí me funciona y me dan orientación en cada transacción”, comenta Luis.

 

Para Luis, la comunidad que hay dentro de Acambio es muy fuerte, pues empatizan unos con otros, creen en el sistema y se genera un vínculo de confianza. Es una vitrina donde el boca a boca se genera es clave para que los negocios crezcan. El compañerismo y la empatía son el motor que hacen que todos estén alineados por el mismo objetivo. Y eso es lo que Acambio y Luis buscan.  “Utilizar la plataforma ha sido siempre muy intuitivo, siempre recibiendo soporte por parte del equipo. Es una gran oportunidad para ir creciendo, para expandirnos y asar el dato de aquellos servicios que conocimos y que queremos recomendar. Yo hoy quiero recomendar Acambio”.

Bitnami